Conversación:
In English
 
Los dispositivos móviles en las bibliotecas  
 
 
Los dispositivos móviles en las bibliotecas
 

Si en el anterior post hablábamos de la oferta de tabletas de cara a las Navidades, en este nos detenemos en un tema que sigue cuestionándose: el papel de las bibliotecas en lo que respecta a los dispositivos móviles. ¿Deben las bibliotecas prestar ebooks o tabletas a sus usuarios?

La respuesta depende, como habréis adivinado, de las circunstancias concretas de cada centro, pero, en principio, parece que se trata de algo poco viable si tenemos en cuenta la inversión que esto supondría, y el hecho de que este tipo de dispositivos están concebidos para uso personal. Pueden, en cambio, poner a disposición de sus usuarios algunos cachivaches para que los conozcan y tomarle el pulso al tipo de uso o al interés que estos suscitan. También, desarrollar propuestas con grupos concretos como la que, a continuación, referimos: BiBooks.

BiBooks es una iniciativa que se puso en marcha en el Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil en 2011. Se trata de una red social para usuarios de nueve a doce años cuyo objetivo principal es compartir recomendaciones de lectura en inglés y fomentar el debate en torno a ellas. Es además un espacio de encuentro virtual en torno a la lengua inglesa en el que sus miembros puedan practicarla de forma natural y espontánea.

Esta iniciativa de club de lectura en la nube, única en España, se complementa con reuniones presenciales quincenales en las que un pequeño grupo de lectores programa contenidos. Este grupo, constituido por seis niños y niñas que rotan trimestralmente, cuenta con sus propios dispositivos de lectura digital (iPads), proporcionados por el Centro para facilitar el acceso a materiales de lectura digitales y otras aplicaciones, y contribuir a que generen contenidos que luego presentan de forma virtual al resto de miembros de la red.

En BiBooks cada usuario se crea un alter ego en inglés para proteger sus datos personales. No se suben fotografías ni se incluye información privada. Además, todos los miembros de la red cuentan con el permiso de sus padres o tutores para participar, y pueden navegar en familia y solicitar su ayuda para resolver dudas relacionadas con aspectos tecnológicos o idiomáticos.

La iniciativa está siendo valorada de forma muy positiva por parte de los participantes y sus familias, quienes agradecen la posibilidad de conocer de primera mano nuevos dispositivos de lectura, así como el hecho de practicar inglés de forma lúdica a través de la lectura. Estas opiniones están avaladas por los altos índices de participación en la red y por la originalidad del trabajo que desarrollan sus miembros.
 

 
 
Comentarios (1)
[06/12/2012]  Mercedes dice:  Creo que lo interesante sería extender y generalizar el préstamo de contenidos para los dispositivos, más que el préstamo de la tableta en si. Mientras tanto me parece muy atractiva cualquier iniciativa que permita conocerlos mejor a través de actividades tan completas







Enviar   


 
 

Exposiciones

Una de Inventos¡Hay que ver!Entre viñetas
 

Actualidad

VIII Edición No Te Cortes El club juvenil de la FGSR retoma su actividad en la ciudadServicio de recogida de préstamosDeCuentos, una app muy entretenidaDocumenta 36, la edición y la lectura digital mes a mes
 

Destacados

Autor del mesLa Biblioteca Infantil y Juvenil Can Butjosa celebra su 30 aniversarioLa biblioteca del CEIP Miguel Servet de Fraga cumple 25 añosIsol, ganadora del premio Astrid Lindgren 2013Entrevista a Carlota Echevarría
 

Lecturas ☆

Top títulos 2013 de la edición hispanoamericanaTesa. El despacho de Don Baltasar de GarciherrerosPienso luego insistoLa caja del puertoLos disfraces del señor Coc
 
 
Feedback